‘Álex y el CD’ (relato)

aaaa
Clásicos de Amor

Conocí a Álex hace justo un año, cuando empezamos a compartir piso.

Yo acababa de llegar a Vigo. Una oportunidad para empezar de nuevo, pero sobre todo una oportunidad para escapar. Para olvidar y ser olvidado.

Huir.

Todavía tenía unas semanas hasta empezar en el trabajo y llevaba varios días durmiendo en un hotelucho de la plaza de la Iglesia. Enseguida me enamoré de ese lugar. La gente la conoce como plaza de la Colegiata, nombre que recibe de la iglesia que la preside. Odio las iglesias por dentro, esa sensación del peor aburrimiento, de falta de vida, ese olor rancio, esos recuerdos… Pero en este caso el alma está fuera. La gente comulga en los escalones que dan acceso a la iglesia con cervezas y vinos de un par de bares cercanos. La iglesia es la involuntaria terraza, en la que decenas de personas dan vida a lo mejor de la ciudad. Seguir leyendo “‘Álex y el CD’ (relato)”

Anuncios